INFANCIA FUGIT

Cuando la infancia parece huir de ti, cuando te bajas de su tren en marcha y ves que se va y se aleja, no dejas de luchar por retener sus recuerdos como si fueran lo último que te ancla a la vida, como la red de un cazador de sueños.

 

INFANCIA FUGIT

No se te vayan las transparencias de la infancia

huyendo sonrojadas, y con la vergüenza del tiempo

sofocada y casi sin aliento

rozando el sprint del cansancio

de una cortesía ya mayor

que hoy parece fuera de lugar.

 

Y esas transparencias hoy impalpables

se alejan de nosotros en silencio

como dormidas, palomas rezagadas

con aliento de mensajeras, lejos,

tan lejos de su origen, tan cerca a su destino

como del desenlace de los días.

 

Y se nos borran como recuerdos de un sueño,

tan intangibles como algo que estuvo ahí,

pero que ya no está para decirnos lo que fuimos

con la certeza del presente de los frutos palpables

y combustibles como aliento.

 

Se fue. Infancia fugit.

 

© de Nalimo Gutiérrez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s