AL AMOR DE LA LUMBRE

Con un poquito de nostalgia por estos últimos coletazos de invierno hago un homenaje al otoño y al invierno, y al recogimiento al que nos obliga.

 

AL AMOR DE LA LUMBRE

Se van cayendo,

las horas de la tarde,

las hojas de los árboles.

 

Nos vamos recogiendo,

como juguetes en la caja,

como niños obedientes en la casa.

 

Y los árboles fuera

van remando sus hojas

se van doblando al viento a solas.

 

Dentro,

todo es silencio mayúsculo

NADA, palabra encantada (detrás del muro).

 

Fuera,

todo rugidos distantes,

nada en brazos abarcable.

 

El fuego de la hoguera entre la chimenea

nos abriga en todos los recuerdos que han pasado,

nos dormita en los sueños de un futuro robado,

 

y cuando el fuego se extingue en las horas

llega el nuncio del sueño a acunarme en el limbo

como perdón eterno, hundido en el olvido.

 

© de Nalimo Gutiérrez

Anuncios

4 comentarios sobre “AL AMOR DE LA LUMBRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s